5 Hábitos Para Empezar Un día Exitoso

5 Hábitos Para Empezar Un día Exitoso

exitoexitoso.com

Pierde un día por la mañana y estarás todo el día a su caza.

-Richard Whately

Buenos días,

Es igual en que parte del día estas leyendo este blog, todas las horas son parte del día y todos los días son buenos. Ya lo sé que la vocecita dentro la cabeza te acaba de sugerir que esta es pura utopía hippy.

 

Tener un día malo es absolutamente normal, pero lo que hace que todo los días sean buenos es que estamos vivos para vivirlos. La manera en que percibimos uno y otro es simplemente personal, el día es lo que es, cada uno le pone lo suyo.

 

De todas formas, con estos 5 hábitos para empezar un día extraordinario vamos a tomar conciencia sobre ciertas rutinas, que, si aplicadas, pueden definitivamente darle la vuelta de tuerca a tus días y por supuesto a tu vida.

Como dicen en los programas de tele-ventas…probar para creer.

Cuanto cuesta cambiar de hábito?

En realidad el problema no está en cuánto cuesta cambiar de hábitos, esto depende, de la persona y del hábito, lo que más importa, en mi propia opinión, es cuánto estamos dispuestos a pagar por cambiar ciertos hábitos.

Cualquier lector de libros o blogs de desarrollo personal han escuchado hasta el aburrimiento esta fórmula.

 

PENSAMIENTO→EMOCIÓN→DECISIÓN→ACCIÓN→HABITO→RESULTADO

 

También dichos lectores deberían saber que hay otra frase que nunca se debería pronunciar:  YA LO SÉ, la cual cierra todos tipos de aprendizaje y limita toda la capacidad neuro plástica del cerebro.

 

Por esto iré repitiendo este importantísimo asunto.

 

Lo que pensamos crea nuestra realidad, y esto porque cada pensamiento que se produce en nuestra mente genera una respuesta fisiológica instantánea. El cuerpo reacciona produciendo una emoción definida por cada pensamiento la cual determina la toma de decisiones que a su vez nos llevaran a tomar una ciertas acciones.

 

Si repetimos este primer bloque lo suficiente número de veces y por un tiempo prolongado, los famosos 21 días, pasará lo inevitable, o sea que una acción se convertirá  en un hábito. Ya esta, la hemos liada.

 

Un hábito es una costumbre o práctica adquirida por frecuencia de repetición de un acto, curiosamente en el mundo de la medicina se define un hábito como un estado consecutivo a la ingestión de estupefacientes que da lugar a una situación de dependencia respecto de lo mismo.

 

La palabra clave en este sentido es la dependencia. O sea la total asunción que lo que se tiene que hacer debe seguir la trayectoria que este hábito ha marcado.

 

De todas formas, sin perderme en rollos neurolingüísticos, un hábito de los míos, llegamos a la última parte de este sistema. Todo hábitos acaban por crear resultados.

 

Resultados predecibles basados en la dinámica y condiciones de los mismos hábitos que los generan.

 

Naturalmente podemos simplificar que los pensamientos crean los resultados, pero a todos nos gusta profundizar un poco más en los detalles para entender mejor qué tipo de estrategia ganadora podemos utilizar para salir de un bucle un poco cutre sostenido por hábitos malsanos.

 

Me acuerdo de un abuelo de un amigo que siempre decía que “il mattino ha l’oro in bocca” o sea que la mañana tiene el oro en la boca, refrán popular indicativo que el día de un ser humano depende de cual lado de la cama se levanta.

 

Sea cual sea el lado por lo que empezamos, seguir o tener una series de rituales básicos pueden verdaderamente ofrecen la oportunidad, en muchos casos, fundamental para resetear el rumbo de un día que tal vez ya tenía las horas contadas.

 

Los 5 hábitos para empezar el día son un conjunto de lo que yo utilizo regularmente en mis mañanas y de lo que mucha gente de éxito implementan en sus rutinas matutinas.

 

Vamos a por ellos!

 

1- Escucha el silencio

 

Cuando nos despertamos hay un momento en que las ondas cerebrales están justo mudando desde el estado alpha al estado beta…este es el mejor momento en absoluto para meditar o guardar silencio por unos minutos más.

 

Algunas vez has compartido cuarto con este tipo de personas que a pesar de no tener la fuerza para abrir los ojos van en busca del teléfono, o aquellos que literalmente viajan por un lado a otro de la cama intentando activarse,como un barril de vino en un barco en el medio de una tormenta?

 

Aquí se propone simplemente de prolongar el estado alpha por unos pocos minutos, despertándonos en la calma, escuchando el silencio y poniendo el foco en nuestra respiración, nada más, aquí nadie pide horas y horas de meditación extrema estilo sadhu indiano o monje tibetano, simplemente respirar y conectar con el ser interior.

 

Este es un hábito, por tanto va periódicamente entrenado para que se vean resultados tangibles, de todas formas es ciertos que algunas personas puede que tengas resultados asombrosos desde los primeros intentos.

 

.2- Respirar bien.

 

Cuántas veces durante el día estamos consciente de nuestra respiración? La mayoría de las personas ni se dan cuenta de que tipo de respiración tienen, hasta que le falta el aliento al subir unos peldaños.

 

Esto es triste porque implica una costumbre muy común de ausencia en uno mismo.

 

Respirar es vivir, por obvio que parezca es algo a lo cual se debería dar más atención que a otras cosas. Invito calurosamente que tu, sí proprio tu que estas leyendo, pare de hacerlo, cierra los ojos y toma una profunda y significativa respiración. Mejor, la  vamos a tomar juntos.

 

………

 

Sí acaba de  hacerlo habrá notado como que el tiempo se ralentiza, y como que siendo “sólo” una respiración, en este momento la mente se quedaba quieta, calladita.

 

Bien, respirar conscientemente es un hábito que va reforzado, y cual mejor momento sino por la mañana para tomarse una serie de profunda respiraciones, para oxigenar nuestro cuerpo y nuestro espíritu, preparándonos para el día y para lo que nos espera?

 

Además podemos juntar esto primeros dos hábitos en un único ejercicio y así matamos a dos pájaros con un tiro, lo cual suena muy poco vegano.

 

3- Determinar y repasar los objetivos

 

Clásico hábito de los grandes realizadores, y tiene todo lo sentido para serlo.

 

Imagínense empezar el día, cada día con un repaso de lo que verdaderamente es importante para realizar en el día, seguido con lo que se quiere alcanzar al final del mes, de tres meses, 6 meses y al aňo cumplido.

 

Sí esto suena a misión imposible o genera mucha pereza, recomiendo de revisionar las prioridades y seguramente evitar de leer más sobre desarrollo personal, como se puede llegar a donde queremos ir si no sabemos dónde queremos ir?

 

Sitar el cerebro con objetivos definidos proporciona una claridad inmensa a la hora de programar y despejar prioridades a lo largo del día. Sabiendo exactamente a dónde queremos ir, la mente puede constantemente generar una buena formulación de preguntas dirigidas a mostrar sí vamos correctamente o nos estamos desviando por caminos menos definidos.

 

Este acto no lleva más de 5 minutos y lo bueno es que se puede ampliar a toda clase de situaciones y circunstancias. Pueden ser meta profesionales o personales, sociales o económicas, sean cuales sean el objetivo es de prepararse enérgica y psicológicamente a todo los imprevistos y posibilidades que cada día pasan. Como nadie se puede escapar de esto es bien quedarse preparados y capaces de enfrentarse a todo tipos de imprevistos.

 

Una visión bien clara es la brújula más precisa de todas.

 

4- Cuida de tu baño más que de tu oficina

 

Este título parece salir directamente de una publicidad de sanitarios, pero es la verdad, la calidad de los productos y accesorios que se tienen en el baño tienen un rol esencial. Nuestro cuerpo absorbe todo tipos de substancias, tóxicas y no, por lo tanto todos los rituales de higiene deberían pasar bajo estricto control toxicológicos.

 

En el siglo xxi seguimos comprando productos por la higiene personal, ignorando el alto grado de toxicidad que la mayoría de ellos contienes. Sugiero mirar este vídeo para obtener más detalles sobre el tema.

 

Parabenes, metales pesados y otros venenos no sólo cargan la salud sino que obligan el cuerpo a luchar contra substancia alienígenas todo el rato, consumiendo muchísima energía a lo largo del día para re-equilibrar los daños que estas sustancias generan.

 

El hábito es de ser consciente de todo lo que nos ponemos en el cuerpo, dentro y afuera, no se como suena esto pero es de vital importancia.

 

Todo los productos que se guardan el en baño tienen un rol importante, nos sirven para nutrir nuestro cuerpo, para mimarnos, no para debilitarlos o envenenarlos.

 

El cuerpo nos permite movernos en este espacio-tiempo, tiene que estar a su tope para que podamos disfrutar de los frutos de nuestras acciones, creadas por buenos hábitos.

 

5- Dar la gracias

 

Este es el toque cuántico del artículo, a los amante de los conceptos derivados de las nuevas teorías aplicadas al campo unificado, se sabes que dar la gracia es la mejor manera para atraer más cosas para estar agradecidos.

Además dar las gracias por todo lo que tenemos influye positivamente las molestias físicas, dolores y disminuye la sensación de depresión.

Lo dice el doctor en Neurociencias Alex Korb, en un artículo publicado en Psychology Today donde  explica que  dar las gracias, practicar la gratitud con frecuencia mantiene a las personas felices y  saludables.

El experto refiere un  estudio realizado por una pareja de investigadores estadounidenses (Emmons y McCullough, 2003) que formaron dos grupos: a uno le dieron una libreta para anotar las cosas por las que deberían estar agradecidos a diario, y al otro, se les pidió que escribieran las cosas que les molestaban y las razones por las que eran mejores que otros.

El análisis empezó a mostrar resultados claros: el primer grupo mostró un incrementó en su determinación,  atención, entusiasmo y energía en comparación con el otro grupo.

Además, el Doctor Korb nombra una observación hecha por el Instituto  Nacional de Salud de Estados Unidos, en la que se analizaron las funciones cerebrales, mientras se experimentaban sentimientos de gratitud: los sujetos más agradecidos tienen mayor actividad física del hipotálamo, que controla funciones  como comer, beber, dormir, incluso, influye en el metabolismo y en los niveles de estrés.

Estamos hablando de que repasar y dar la gracia por todo lo que tenemos, nos facilita una mejora de nuestra salud mental, y como si esto no fuera suficiente dejarme añadir que esto debería ser algo de los más enseñado a los chavales en sus primeros años.

Quiero recordar que somos seres extremadamente mortales, y que no hay nada por sentado sobre la posibilidad de tener otro día a parte de esto en lo que estamos viviendo.

La despreciable costumbre de creer que mañana habrá otro día, nos lleva tristemente a subestimar la preciosidad y valor del momento presente.

No tenemos certeza alguna de lo que nos esperas, pero sí que tenemos la oportunidad de agradecer por cada día que la vida nos regala cada vez que abrimos los ojos por la mañana.

Dar la gracias al empezar el día es una excelente manera de comenzar la jornada con ánimo. No dejes de hacerlo todos los días y verás que tu vida mejora cada día.

 

Has leído sobre los 5 hábitos que matan al éxito?

Resumiendo, lo que estoy compartiendo es que si invertimos unos 10-15 minutos cada día para:

 

  • Escuchar el silencio
  • Respirar conscientemente
  • Definir o repasar los objetivos
  • Higiene consciente
  • Gratitud

estaremos trabajando con muy poco en definir nuestros días a ser gran días.

Y tú qué hábitos tienes por la mañana?

Piensas que algunos podrían ser modificados para mejorar tus días?

Crees que hay mejores hábitos de lo que propuse para tener un gran día?

Si te has gustado este artículo, comparte para que este proyecto crezca como una flor en el desierto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *