La Evolución Está En Tu Atención.

La Evolución Está En Tu Atención.

exitoexitoso.com

 

“El camino que he hallado permite vivir cada hora del día con plena conciencia, con la mente y el cuerpo en el momento presente. Lo contrario es vivir en la distracción. Si vivimos en la distracción, no sabemos que estamos vivos; no experimentamos plenamente la vida porque nuestra mente y nuestro cuerpo no están en el aquí y ahora.”

― Thich Nhat Hanh

 

LA EVOLUCIÓN ESTÁ EN TU ATENCIÓN

 

Hay un refrán anglosajón que dice que el diablo está en los detalles. Con esta contundente frase, se quiere referir que son las pequeñas cosas que, a primera vista, nos parecen anecdóticas, a menudo esconden grandes significados personales.

Vivimos en tiempos críticamente fugaces y cada día que pasa me doy cuenta de que la evolución de los humanos ya no reside sólo en su inteligencia, sino en su atención por la vida.

¿Cuántas veces te ha pasado al coger el coche, la bicicleta o simplemente dando un paseo y de repente encontrarte a tu destinación, sin casi ninguna memoria del recorrido?

Esto es algo muy común, especialmente si se trata de tareas o acciones que se repiten a menudo, que acaban por convertirse en automáticas, o sea, dirigidas y manejadas por nuestra mente subconsciente.

Bien, hasta aquí nada de extraño verdad? A todo nos pasa.

Pues, hay una cosa que a mi siempre me da por pensar cuando ocurre algo así, qué es lo que se me ha escapado en este “tiempo muerto”, que bellezas no he podido apreciar por haber dejado mi cerebelo (área del cerebro donde se almacenan los hábitos) tomar control de mi cuerpo y mi atención.

Para quedar sincero, cuando desconectamos nuestra atención y vamos en piloto automático la mayoría de las veces estamos con los pensamientos en las nubes, o peor aún, en situaciones pasadas o en hipotéticas variables futuras, sea donde sea que estamos raramente nos encontramos en el ahora… lo cual siempre acaba con ser el mejor momento para vivir.

¿Por dónde vas y cuándo?

Hace unos dias, estaba jugando con mi hija de 19 meses y de repente mi pareja me preguntó; “Oye tio, donde estas?”

Literalmente se me había ido la olla, o sea no estaba, con mi mente que, navegando a pleno viento en mares desconocidos, había dejado mi cuerpo como una concha vacía en la playa.

Cuando nos “vamos” siempre dejamos algo atrás, en mi caso 5 preciosos minutos con mi hija que nunca más volverán, y así vivimos, con momentos presentes esfumados por poner la atención en detalles etéreos.

Hay una costumbre común de creer que siempre habrá un mañana al que podemos referirnos para repetir una experiencia perdida o pasada, y esto es una ilusión y limitación muy mal interpretada.

No hay otro momento más bello que el que estamos viviendo ahora, por eso es tan bello.

En realidad, el verdadero problema, es que no podemos prestar atención a todo y así perdemos gran parte de lo que nos rodea sin ni siquiera percibirlo. Normalmente nuestros intereses son lo que gestionan nuestros recursos y así los resultados serán siempre proporcionales a lo que prestamos más atención.

¿Cuánto tiempo nos tomamos para apreciar la belleza a nuestro alrededor? Me viene a la mente un experimento conducido en Washington D.C. en el 2007 que responde a mi pregunta muy claramente.

Cuando el famoso violinista Josh bell se puso a la boca de la metro tocando su violín de 3,5 millones de dólares muy pocas personas se tomaron la molestia de parar para disfrutar de tal regalo.

Considerando que el artista acababa de vender todas las entradas por su próximo concierto por 100 dólares a butaca aquel día se marchó con 32 dólares en la gorra.

Otro experimento emblemático es del “missing child’ (niño perdido)

En una zona de paso se colocaron carteles de “Se busca niño perdido” y se observó la escena. Muchas fueron las personas que se acercaron con gran interés a ver qué decía el cartel y cómo era que este niño se había perdido.

Lo que no sabían era que posteriormente cerca del lugar donde estaba colocado el cartel, el mismo niño de la fotografía se encontraba jugando.

La escena se repite varias veces y todos, pese a ver mirado detenidamente el cartel no se dieron cuenta.

Posteriormente cuando se les preguntaba si serían capaces de identificar al niño si estuviera cerca, la mayoría dijo que sí. Esto demuestra la poca atención que prestamos a nuestro entorno y lo poco conscientes que somos de ello.

¿Y si este niño fuera nuestra posibilidad de vivir la vida que deseamos, seríamos capaces de verla o reconocerla, a pesar que sabemos lo que queremos para tener más sentido o felicidad en nuestra existencia?

Donde pones tu atención, la energía expande

¿Qué pasaría si pudiéramos prestar mucha más atención en el momento en que estamos, cómo podrían nuestras vidas mejorar teniendo esta costumbre, y por qué es tan importante estar presentes?

Cuando tenemos una meta que queremos alcanzar, la atención juega un rol fundamental en el proceso exitoso para conseguir dicha meta.

Poner todo el foco en lo que verdaderamente cuenta es algo muy complicado sí no estamos entrenados en hacerlo, demasiada distracciones nos quitan constantemente del camino.

la distracción es un hábito, una mala costumbre que si tomada con ligereza puede causar daños muy difíciles para ajustar.

Si miramos a todos los personajes que han sido capaces de crear o alcanzar grandes cosas, todos tiene un punto en común, la atención hacia su meta, pase lo que pase, nunca desviaron la mirada del objetivo, sin perder un instante del momento presente para actuar y así acercándose a sus metas.

Es muy fácil tirar la toalla a las primeras dificultades, es muy simple y a veces liberatorio dejar de sufrir momentáneamente frente a las adversidades que naturalmente encontramos en el camino hacia el éxito.

Parece locura, pero al fin y al cabo es la única razón por qué no todos viven la vida que desean, por no poner toda la atención y el foco en lo que tenemos que hacer para lograr lo que queremos ser.

La atención es energía, y esta es la fuente de la creación de todo lo que se desencadena en este universo, la energía no puede estar estable y estancada, se mueve y se transforma constantemente, y así habría que ser la vida, fluir y evolucionar a toda ostia todo el tiempo.

Quiero acabar este artículo con una historia que me encanta, una historia real que describe perfectamente el concepto del por qué mantener la atención es tan importante, y de otro canto, lo esencial que es, a veces, darse cuenta de que no estuvimos capaces de mantener la presencia en nuestros objetivos y las grandes lecciones que podemos aprender si al final nos paramos a pensar en lo que verdaderamente es importante.

A veces está bien perder el camino para darse cuenta que no nos prestamos la atención necesaria a lo importante, y de allí metabolizar los aprendizajes y seguir caminando rumbo a lo que verdaderamente cuenta en nuestras vidas.

 

En su libro, Think & Grow Rich, Napoleon Hill nos cuenta una dramática historia acerca del tio R.U. Darby quien fue contagiado con la Fiebre del Oro, y quien se fue a buscar minas y a excavar al Lejano Oeste. Después de algunas semanas de trabajo, él fue recompensado con el descubrimiento de mineral brillante.

Necesitando una maquinaria apropiada para traer el metal a la superficie, él cubrió calladamente su hallazgo, y lo dejó escondido para irse a comprar la maquinaria.

Cuando él volvió al sitio, descubrió consternado que la vena del mineral de oro había desaparecido!

El tío Darby taladró por varias semanas tratando de reencontrar el lugar, entonces entrando en el desánimo y la desesperación total, decidió vender su maquinaria a un recolector de basura.

El hombre de los trastos, empleó entonces a un ingeniero para estudiar la mina y, juntos descubrieron que Darby había parado apenas a unos metros, demasiado cerca de una de las minas de oro más ricas que se haya descubierto jamás en toda Norteamérica.

 

Este hombre ganó millones de dólares porque él sabía lo suficiente para buscar asesoramiento de un experto antes de darse por vencido y su atención estaba toda en averiguar más sobre esta mina.

La mayoría del dinero que R. U. Darby se gastó en la maquinaria se adquirieron a través sus familiares y vecinos. Él pagó por cada dólar, aunque tardó años en hacerlo.

 

Aquí viene mi parte favorita del cuento…

Mucho tiempo después, el Sr. Darby recuperó su pérdida muchas veces, cuando hizo el descubrimiento de que el deseo puede ser transmutado en oro. El descubrimiento se produjo después de que él entró en el negocio de la venta de seguros de vida.

Recordando que había perdido una inmensa fortuna, porque se había detenido a tres pies del oro, Darby puso toda su atención en elegir por el sencillo método de repetirse a sí mismo, “me detuve a tres pies del oro, pero nunca voy a parar cuando me digan que no a mis seguros.”

Darby fue uno de los pocos hombres que vendieron más de un millón de dólares en seguros de vida anualmente. todos sus éxitos sucesivos fueron gracias a su aprendizaje en nunca más perder el foco en su meta y de vivir bajo el aprendizaje obtenido, vivió en el presente y supo aprovecharse de su pasado para crear un futuro próspero.

Así como a Darby, casi a la mayoría de las personas se desaniman y desisten de lograr sus metas, cuando están ya casi a unos centímetros de la línea de llegada de la victoria. Es Increíble! No llegan a imaginarse cuánto cerca están de la mayor conquista de su vida y de cómo simplemente poner la atención en lo que verdaderamente es importante puede transformar nuestras vidas.

Vivir en el momento en que actuamos es la gran clave para vivir una vida con propósito, los detalles del diablo verán automáticamente definidos por sí solos, no hará falta perdernos en aquellos una vez alcanzada la presencia en lo que importa.

Charles Darwin dijo que un hombre que se atreve a perder una hora de tiempo no ha descubierto el valor de la vida.

¿Cuánto vale la vida, cuánto tiempo estás dispuesto a gastar pensando en cosas en vez de hacerlas?

¿Eres consciente de todo lo que te pasa a tu alrededor?

Sí este artículo te ha sido de alguna ayuda o inspiración, compártelo, que al fin y al cabo todos podemos aprovechar recíprocamente de información interesante.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *